Predicciones de futuro

27 Ene

Hoy es 11 de julio. Hoy se cumplen exactamente 60 años desde que mi voz sonó por primera vez en la radio. Aún recuerdo como si fuera ayer lo que sentí. Sigue siendo extraño escuchar tu voz por los cascos al mismo tiempo que tus palabras se dirigen hacia el micrófono para informar a quien te escucha. Aquel primer verano de prácticas todo el mundo se quejaba al gobierno del paro, de los sueldos, de la crisis. Pero yo solo pensaba en la suerte que tenía al poder salir en antena. Lo que aún no sabía es que las prácticas en medios de comunicación durarían unos años más. En realidad es mejor así. Pasar de medio a medio, escuchar tu voz en la radio, escribir algún artículo puntual para cualquier pequeña publicación que te diera la oportunidad, colaborar en medios digitales… Siempre he pensado que esas experiencias tan distintas entre sí me hicieron aprender mucho más que a otro periodista que siempre haya trabajado para el mismo medio. Fue a los 30 cuando conseguí un trabajo fijo como periodista. Pero antes tuve que caer muchas veces, aprendí de los errores, trabajé horas y horas. Pero, tras 60 años, no me arrepiento de haberme ido a Madrid en 2007 a estudiar Periodismo. Trabajar siempre es duro, pero es un privilegio poder trabajar en lo que realmente te gusta. Por algo, tras mi jubilación, siempre he buscado un medio donde seguir publicando, donde seguir colaborando. Porque la curiosidad de un verdadero periodista no se acaba a los 67; ni mucho menos.

El texto anterior podría estar mucho mejor redactado. He decidido dejarlo tal y como es en su versión original, en papel. Tan solo es un ejercicio de una de esas clases que tanto criticamos los estudiantes de Periodismo de la Complutense. En unos minutos debíamos de elaborar un resumen de nuestra vida laboral futura. ¿Cómo piensas que verás tu carrera profesional dentro de 60 años? Y esto es lo que salió. Sin florituras, sin intentar ser correcta, u original, o impactante. Y ojalá que así fuera todo de aquí a 60 años. Por el momento no me canso de reafirmarme en que la mejor decisión de mi vida ha sido venir a esta bendita capital y estudiar en esa horrible, arcaica, insípida facultad. A diferencia de otros yo también veo las cosas buenas y no soy tan cínica como para negar que he aprendido muchas cosas que me han cambiado tanto a nivel personal como profesional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: